1.- Doblar tus prendas adecuadamente. Los expertos sugieren doblarlas en pilas finitas, planchándolas antes de empacar.

2.- Enrolla tu ropa. Esto no solo te ayuda a evitar que se arrugue sino que te deja más espacio libre en tu maleta.

3.- Utiliza la maleta adecuada. Si empacas trajes y vestidos, usa un juego de equipaje colgante en lugar de amontonarlos y tratar de que entren en una maleta cuadrada más pequeña.

4.- Doblar todas tus prendas juntas al mismo tiempo es otra medida que puedes adoptar para mantener tus objetos en condiciones durante tus viajes. Si extiendes tus prendas y les colocas diferentes artículos encima, se crea una pila que puedes empacar y se forman menos arrugas en cada una de ellas.

5.- Empacala en bolsas de plástico. Ya sea una bolsa de residuos, material plástico de la tintorería o algo que hayas comprado en la tienda para mantener tus prendas sin arrugas, simplemente empácalas envueltas en este material. Haz esto después de haberlas planchado y antes de colocarlas en la maleta.