Es uno entre muchos ejemplos. De entrada hay que aceptar que el lavado de la ropa es una necesidad real de todas las personas, y hay que aceptar también que si crecimos dentro del modelo tradicional nos va a hacer sentir muy bien ser dueños de una lavadora.

Sin embargo ese cuestionable privilegio implica gastar una importante cantidad de dinero para su compra, reservar un espacio de tu vivienda para el lavado y secado de las prendas, asumir el mantenimiento y las reparaciones en el futuro, tomar tiempo y dinero para comprar detergentes especializados, blanqueadores, suavizantes y otros productos, y por supuesto el tiempo y esfuerzo necesario para lavar tu ropa en casa.

A pesar de todo, tu flamante lavadora, por la que has hecho una importante inversión económica, pasará tal vez el 99% de su vida apagada y sin prestar sus servicios a nadie.

¡Tenemos una idea mejor!

En el marco del Consumo Colaborativo nace Getlavado como una alternativa para incrementar la eficiencia en el uso de recursos económicos y logísticos, así como el apoyo a prácticas más amigables con el medio ambiente.

Nuestros clientes nos contactan a través de una aplicación móvil gratuita y programan el servicio que desean. Luego nuestras lavanderías asociadas prestan el servicio a domicilio y mantienen sus equipos trabajando a tope todos los días y sin gastos innecesarios en publicidad y otros costos de venta.

La eficiencia del sistema hace que un servicio que podría considerarse de lujo, en realidad cueste menos que el sistema tradicional. Lo que demuestra por qué lo colaborativo no para de crecer en todo el mundo.
Si tienes una lavandería contáctanos de inmediato y entra al futuro con el novedoso modelo de negocio de Getlavado. El planeta entero te lo agradecerá.